Filosofía Ciudadana

Cualquiera puede pensar que no corren buenos tiempos para la filosofía como especialidad académica. En primer lugar, parece que estudiar filosofía solo puede conducir a un tipo de ejercicio profesional dedicado a seguir estudiando filosofía o, en el mejor de los casos, a enseñarla. Pero ocurre que en los planes de estudio cada vez pesan más asignaturas prácticas, que se supone que ayudarán a los jóvenes a integrarse en la sociedad, a ser productivos, competitivos, etc. Y la filosofía no parece que esté muy vinculada con esos modelos de vida.

Y sin embargo el estudio de la filosofía, como el de las humanidades en general (latín, griego, historia, filología, etc.) es un componente esencial de la cultura superior en nuestras sociedades. Por otra parte, como recordaba Kant, la filosofía no es solamente algo que se estudia en las universidades, como cualquier otra carrera (como derecho, medicina o teología, que se consideraban facultades superiores en el siglo XVIII). Es además una disciplina intelectual, una forma de pensamiento, que nos ayuda a ejercer la crítica racional y, en esa medida, a dirigir nuestra vida individual y colectiva siguiendo elevados estándares de rigor intelectual, tanto en asuntos de interés teórico como práctico. A esta versión de la filosofía Kant la llamaba filosofía popular o filosofía mundana, contraponiéndola a la filosofía escolar o académica.

Hoy resulta difícil mantener separadas las dos esferas de la cultura, la escolar o académica y la popular o mundana. Yo prefiero por eso utilizar una expresión diferente, para referirme a las teorías y planteamientos filosóficos de interés para el mundo actual, más allá de los límites de la aulas académicas. Lo llamo filosofía ciudadana y está formada por el conjunto de teorías, conceptos, ideas, reflexiones y obras dedicadas a entender y controlar el mundo en el que vivimos, desde la perspectiva de la responsabilidad que cada uno tenemos en tanto que ciudadanos libres e ilustrados, que somos.

Así que filosofía ciudadana es algo así como filosofía académica de interés para ciudadanos responsables.

Yo creo que la filosofía ciudadana tiene mucho futuro. Pero sobre todo lo tiene como parte del acervo académico con el que se deben pertrechar nuestros profesionales de todo tipo. No se trata pues de tener más estudiantes haciendo la carrera de filosofía, cuanto de que la filosofía tenga su peso específico en muchas carreras universitarias dedicadas a otras profesiones.

Me consuela saber que algunos movimientos de las universidades más prestigiosas del mundo van en esa dirección. Por ejemplo, uno de los programas con más demanda en la universidad de Oxford es el que combina Filosofía, Política y Economía. Creo que es una combinación excelente para el futuro de la filosofía ciudadana.

Por estos lares también nos movemos en la misma dirección. La editorial Trotta, una de las más prestigiosas editoriales españolas en el campo de la filosofía académica, ha anunciado en su último catálogo que, para la próxima temporada de otoño, prevé publicar un libro cuyo título es Filosofía Ciudadana. Ensayos sobre Filosofía, Tecnología, Ciencia y Política, escrito por quien se lo está contando en estos momentos, e inspirado en buena parte por la atención que desde hace tiempo me prestan los oyentes de Onda Cero Salamanca todas las semanas. Atentos, pero tranquilos: les avisaremos cuando salga.

Onda Cero Salamanca 11 de Junio de 2019

Anuncios

3 comentarios en “Filosofía Ciudadana

  1. Gamela

    Mientras esperamos el libro te cuento:

    Filosofía Ciudadana? Existen ciudadanos (menores con 13 años, cursando 1º ESO) que hoy me ha enviado un vídeo de los economistas austríacos para refutar mis sugerencias acerca del programa kantiano del respeto a los Derechos Humanos en la emigración de menores no acompañados en Libia…

    Sinceramente filosofar con Youtube en la oreja resulta casi tarea imposible… ¿para desmontar ciertas ideas se deberían analizar las bases de los economistas liberales en primero de ESO ?

    ¿Qué opinarían los padres de la criatura? ¿Qué opina la Filosofía Ciudadana al respecto?
    ¿No son acaso los propios padres de la criatura quienes le facilitan el vídeo al chaval… para que pueda llevarle la contraria a su profesor de Valores Éticos “demostrando” que poner en cuestión la solidaridad sale a cuenta y además resulta más “moderno”? (esto último es pura filosofía de la sospecha!)

    Saludos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.