La nueva socialdemocracia

Las llamadas elecciones primarias del PSOE han sido una fiesta de la democracia y de la participación política. Un acontecimiento que muchos ciudadanos progresistas estaban esperando que sucediera por lo menos desde las concentraciones del 15 M. En efecto, allí nació todo, en cierto modo. Allí nació la nueva política y allí nacieron algunos de los movimientos sociales que más han contribuido a revitalizar la democracia. Desde entonces la política no ha hecho más que cambiar: nuevos actores como Ciudadanos y Podemos, nuevas amenazas como las del populismo en América y en Europa, nuevas tragedias como las de los refugiados de Oriente Medio. Y sobre todo nuevas incertidumbres y nuevos temores: crisis económica, crisis de confianza, Brexit, crisis generalizada de la socialdemocracia….

En España hemos pasado nuestro propio calvario. Un partido socialista dividido y hundido tras las elecciones generales, asistiendo distraído al espectáculo de una marea de corrupción, hasta límites insospechables, en todos los niveles del partido que sustenta al gobierno conservador. Pero pareciera que el síndrome de D. Tancredo, al que nos ha acostumbrado Mariano Rajoy, hubiera infectado al propio Partido Socialista: en tiempos de tribulación, no hacer mudanza. Todos quietos, y a esperar que todo vuelva a su cauce: los líderes saben lo que nos conviene a todos y los revoltosos solo tienen que seguir clamando hasta que se cansen, porque se cansarán….

Pero no fue así. En el seno del PSOE había suficiente cabreo e inquietud acumulada para que pudiera prender la mecha de la ilusión a poco que alguien se propusiera encenderla son suficiente determinación. Este ha sido el papel de Peddro Sánchez y esta ha sido la génesis de lo que pasó el domingo. Los socialistas han seguido en masa a un líder que simplemente les ha demostrado que las cosas se pueden hacer mejor, con más integridad moral y con más sinceridad.

Ahora no hay tiempo que perder. El congreso federal del PSOE está a las puertas y en él se deciden dos cosas importantes: la configuración de la nueva ejecutiva, que estará formada, con toda seguridad, por jóvenes políticos entusiastas, capaces de recuperar el activismo militante del que han hecho gala en la campaña de las primarias; y el diseño de la ponencia política, que ahora tendrá como referencia no solo ni principalmente el borrador preparado precipitadamente por la gestora, sino sobre todo el documento programático de Pedro Sánchez que, desde su primera página, canta a todos los vientos que de lo que se trata es de definir una nueva socialdemocracia, y que se ha visto enriquecido con miles de aportaciones de los militantes a lo largo de toda la campaña.

Algunos viejos socialistas están aterrados. Acostumbrados a lo de siempre, tiemblan ante la incertidumbre de los nuevos tiempos. Mensaje para ellos: que no tiemblen. Que celebren más bien la oportunidad que van a tener: puede ser la última vez que pase por delante de nosotros la caravana de reformas que nos permitirá definir la nueva identidad de la izquierda, en España y en Europa. No la perdamos añorando viejas glorias. Miremos al futuro todos juntos con Pedro Sánchez.

Onda Cero Salamanca 23/05/2017

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s