El debate del PSOE

Ayer asistimos a un acontecimiento político importante: los tres candidatos de las primarias del PSOE llevaron a cabo un debate público ejemplar. Cada uno defendió su posición sin ambigüedad, aunque no con el mismo rigor en cada caso, y en general se mantuvieron las formas de cortesía elemental para este tipo de debates. Así que, lo primero ¡enhorabuena! Y no seamos cenizos los comentaristas: el PSOE no pasa por sus mejores momentos, pero no amenaza ruina inminente. Si nos quejamos de que los partidos no asumen compromisos,  no deberíamos luego hacer aspavientos cuando un partido se abre a la sociedad de esta manera escandalizándonos porque el debate va producir brechas internas insuperables. La política requiere debate de ideas y eso fue lo que hubo ayer en el PSOE. Así que  bienvenida sea la discusión y la polémica.

¿Cuál es el balance general?

En mi opinión Susana Díaz consiguió reforzar su imagen de candidata sólida, obsesionada con ganar a cualquier precio, y con un marchamo de liderazgo partidario con solera. Su actuación, de todas formas, desveló el alto nivel de inseguridad que debe estar sintiendo. Si no fuera por eso, no habría arremetido contra Pedro Sánchez como lo hizo (“El problema eres tu, Pedro”, le soltó a bocajarro). Ni hubiera concentrado todos sus argumentos en un dato solo parcialmente significativo, el descenso electoral experimentado por el PSOE en los últimos comicios. No sé si los partidarios de Susana Díaz se dan cuenta cabal de a dónde conducen sus argumentos: si se empeñan en seguir justificando la operación de acoso y derribo contra el Secretario General, en el futuro todo estará permitido y de esta forma están firmando la sentencia de muerte para la organización del Partido Socialista.

Patxi López lo vio muy bien y de hecho fue el único de los tres candidatos que aportó soluciones concretas para mejorar la situación. Entre ellas, una reforma de los estatutos del partido que regule la moción de censura interna. Pero cometió errores importantes: no explicó su cambio de chaqueta después del famoso comité federal de octubre, ni se mostró interesado por diferenciar su discurso del de Susana Díaz, y no pudo evitar que de vez en cuando le asomaran las garras dispuestas a destrozar a su antiguo jefe, Pedro Sánchez. (¿A qué viene, por ejemplo, la trampa que intentó tenderle a propósito del nacionalismo?).

En cuanto a Pedro Sánchez, la verdad es que tenía poco que ganar en este debate. Es el único que se presenta con todas las cartas boca arriba y es al único al que los militantes del PSOE pueden reconocer una actitud coherente hasta el final. Ha hecho su trabajo, ha inaugurado una nueva vía de participación en la política progresista que estará abierta a todos los españoles si él gana estas elecciones internas. Su reto más importante ahora es ganar la mayoría de delegados al próximo congreso federal y conseguir que sus principios programáticos se incorporen como enmiendas a la ponencia preparada de antemano por la Gestora. Yo creo que va a ganar.

Onda Cero Salamanca 16/05/2017

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s