El precio de la luz

Puede haber miles de razones y explicaciones más o menos convincentes, pero lo cierto es que los recibos de la luz solo se mueven en una dirección: subiendo. Cada vez pagamos más por la electricidad que consumimos. Somos el tercer país con la energía eléctrica más cara de Europa y en lo últimos 10 años el precio de la energía ha subido en España más de un cincuenta por cierto. ¿Por qué?

En una economía de mercado que funcione correctamente, los precios de las mercancías se pueden dividir en dos componentes: lo que cuesta producir y distribuir esa mercancía, por un lado, y la plusvalía o beneficio que se consigue a través del mercando, por el otro. Los economistas complacientes con el sistema asumen que el beneficio económico de la empresa es parte del costo de producción y, por lo tanto, solo tiene el límite que le marque el mercado en función de la competencia. Digamos que si pretendes vender mucho más caro de lo que los costes de producción requieren, otro vendrá que ofrezca la misma mercancía a un precio más razonable. A la larga todos contentos: el capital obtiene sus beneficios (y también los trabajadores en forma de subidas de salarios) y el consumidor se beneficia de la contención de precios derivada de la competencia.

Pero ¿qué ocurre en mercados en los que la competencia es solo ficticia como es el caso del mercado de la energía y de otros muchos servicios de interés y alcance general?. El mercado de la energía es un oligopolio declarado, en el que apenas existe margen de maniobra para introducir competencia por el lado de la oferta: hay las centrales que hay y solo se puede garantizar la amortización de las inversiones necesarias para mantener la oferta a costa de aceptar una fuerte regulación administrativa de las tarifas que se cobran al consumidor. Esta regulación puede ser desastrosa, como de hecho lo está siendo, pero también podría ser más equitativa y técnicamente más adecuada.

Hace unas décadas, ante este tipo de problemas de  ineficiencia del mercado, los partidos de izquierda proponían simple y llanamente la nacionalización de sectores enteros de la economía. Pero desde la era de Reagan y Tatcher la dirección de los cambios es completamente opuesta: se supone que si el mercado no funciona es porque está excesivamente regulado y hay que liberalizarlo. Lo que ahora estamos viendo es que eso tampoco funciona, o al menos no funciona en determinados sectores de la economía como es el mercado de la energía.

Pero quizá no sea necesario volver a las viejas recetas. En su lugar, podríamos asumir simplemente que necesitaos nuevas soluciones políticas y administrativas, inspiradas por principios elementales y contundentes como estos.

  • El sistema de precios de la energía debe garantizar que todo el mundo tenga acceso a la energía necesaria para cubrir sus necesidades básicas.
  • La regulación del sector de la energía debe impedir la creación de burbujas especulativas en torno a las tarifas eléctricas y limitarse a garantizar que el beneficio empresarial en el sector sigue la pauta general de la economía.

Onda Cero Salamanca 24/01/2017

Anuncios

Un comentario en “El precio de la luz

  1. Gamela

    Ayer estuve escuchando a Antón Costas en el programa Millenium TVE (a las 2 de la madrugada) y lo dijo muy clarito: la enorme diferencia económica entre los miembros de una sociedad abierta tiene efectos incalculables a medio plazo…

    Pero algunos siguen amasando fortunas a costa de la miseria de los demás, la pobreza energética en un país como el nuestro además de INACEPTABLE en pleno siglo XXI resulta una bomba de relojería para el futuro de quiénes hoy están bajo una manta sin luz y sin calefacción en familias con graves problemas económicos (niños y adolescentes que mañana serán ciudadanos de pleno derecho y que no habrán tenido acceso a una educación que les permita acceder a un trabajo futuro por falta de cualificación…)

    Hoy estamos cerrando los ojos a la Pobreza Energética como si el problema fuese sólo de costes de producción o de beneficios de las Empresas Eléctricas (que mantienen a ex-ministras en sus Consejos de Admón)

    Esta CEGUERA nos pasará factura a TODOS antes de lo que pensamos…

    Una sociedad que no es capaz de mantener un nivel de vida DIGNO a sus ciudadanos es una república bananera en el peor sentido de la palabra…

    ILP Contra a Pobreza Enerxética

    Los parlamentos tienen la obligación MORAL y LEGAL de tramitar soluciones vía Legislación Contra la Pobreza Energética de sus ciudadanos… ¿si no para qué existen? ¿acaso podemos seguir mirando para otro lado en el invierno más frío de los últimos años y con tarifas por las nubes?

    En Auswichtz existían cámara de gas… aquí les basta con cortar la LUZ !!!

    Todos somos RESPONSABLES de consentir este atropello a la RAZÓN !

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s