Obsolescencia programada

Decimos que un artefacto tecnológico está obsoleto cuando se da alguna de estas circunstancias: a) El cacharro ha dejado de tener el valor que tenía para nosotros (ha dejado de interesarnos porque hemos dejado de apreciar la función para la que servía). b) Ha dejado de funcionar correctamente y el coste de repararlo es excesivamente alto en relación con otras opciones disponibles. c)Ha aparecido en el mercado un modelo nuevo que cumple con las mismas especificaciones y quizás  con alguna más, suplementaria, que hace que el nuevo modelo sea preferible desde un punto de vista técnico, estético o meramente publicitario.

En cierto modo estamos rodeados de artilugios abocados por definición a la obsolescencia. Todo lo que tenemos es perecedero y no deberíamos extrañarnos de ello. Pero hay un tipo de obsolescencia que no deberíamos aceptar como inevitable o inocua. Lo llamamos obsolescencia programada. Se trata de que los artefactos o los productos que nos venden están diseñados de tal manera que desde el principio incorporan una fecha de caducidad pensada para maximizar los beneficios económicos del productor o del vendedor, no la satisfacción del cliente. Los historiadores de la innovación cuentan que la primera vez que se hizo esto de forma consciente y sistemática fue en la industria de fabricación de bombillas incandescentes: en 1924 los mayores fabricantes del mundo constituyeron el cartel Phoebus, y se pusieron de acuerdo en limitar a 1000 horas de funcionamiento la vida útil de las bombillas , para garantizar el mantenimiento de la demanda, con un ritmo adecuado para sus intereses como fabricantes. Desde entonces la planificación de la obsolescencia se ha generalizado y algunas industrias han hecho de ello su seña de identidad. Tal es el caso de la industria de la moda: las pasarelas de temporada no son más que un ritual de renovación de prendas de vestir que, desde el momento en que aparece la nueva oferta, quedan estéticamente obsoletas. Pero podríamos considerar esto como un caso especial, porque justamente lo que vende la industria de la moda solo tiene valor porque es perecedero: pasa de moda. El problema es que, en la actualidad, los mismos ritos publicitarios de la industria de la moda se han generalizado en la industria tecnológica. Por ejemplo, los grandes lideres de la informática ha adoptado como práctica rutinaria el programar campañas de lanzamiento de nuevos productos que generan una obsolescencia forzada de los modelos anteriores.

El colmo del refinamiento se produce cuando en los dispositivos tecnológicos se incluyen instrucciones de programa informático que provocan la obsolescencia, digamos, artificial de todo el sistema. En estos casos la obsolescencia programada puede llegar a ser un fraude y los ciudadanos deberíamos luchar contra él. En la actualidad ya es obligatorio  que todos los productos que se venden tengan un plazo de garantía durante el cual cualquier defecto se repara con cargo al fabricante. Debería existir también un plazo obligatorio de no obsolescencia,  que garantice que durante ese tiempo el fabricante se compromete a mantener el servicio técnico y la provisión de piezas de recambio para evitar que el producto quede obsoleto de forma artificial. Y debería ser obligatorio también que cada modelo de una gama de productos especificara claramente las diferencias y compatibilidades técnicas con modelos anteriores. Debería, en definitiva, evitarse que se generalice la práctica de usar y tirarNo a la obsolescencia programada

Onda Cero Salamanca 26/07/2016

Anuncios

2 comentarios en “Obsolescencia programada

  1. Muy interesante, y además yo añadiría que, además de ser injusta con el cosumidor, la obsolesce cia programada es letal para el medio ambiente, ha iciedo que escaseen ños recursos naturales y contaminando el entorno con basura inmecesaria.

    El mismo efecto lo tiene la incompatibiñidad programada: tengo en casa un montón (literalmente, un montoncito, en el garaje) de routers inalámbricos proporcionados “gratis” por sucesivos proveedores de acceso a Internet que funcionan perfectamente pero están programados para poderse usar sólo con el proveedor de acceso que me.los proporcionó.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s